Google+ Followers

miércoles, 26 de octubre de 2016

EL VALOR DE UNA SONRISA



EL VALOR DE UNA SONRISA

Llevo demasiado tiempo con el dolor de compañero

viviendo una vida a medias,

contando las horas que restan

hasta la próxima tortura,

esperando que se calme la lluvia

y que el viento del norte

me traiga algo más que dudas,

sería tan fácil abandonarme

y viajar al país del olvido,

para recuperar los sueños,

para dejar de sufrir Este tortuoso camino.

Pero hay sonrisa que me invitan

a soportar la tormenta,

a creer en un mañana

en el que se me abran las puertas,

así que esperaré la noche,

con miedo, pero la esperaré,

sortearé estas lunas,

con lágrimas, pero las sortearé,

callaré mis gritos cargados de silencios,

con dudas, pero los callaré,

aguantaré las torturas,

con los labios temblando, pero las aguantaré.

jueves, 13 de octubre de 2016

NO IMAGINO MI TIEMPO SIN TI



NO IMAGINO MI TIEMPO SIN TI
Sé que no soy lo mejor que te puede pasar,
que últimamente ando como perdido
y mis sonrisas se desvanecen
antes de llegar a su destino,
que a veces me miras a hurtadillas
y me notas cansado,
con la tristeza cubriendo mis ojos,
ausente y raro,
pero amor, no imagino mi tiempo sin ti
y a veces me siento mal
porque noto que sufres al verme sufrir.
Sé que no soy lo mejor que te puede pasar,
que vives atada a mi miedo
sintiendo en tu piel mi dolor,
durmiendo a medias mis noches sin sueño,
que mi cansancio han vuelto tus pies presos
y ves lejana la vida al otro lado del cristal,
siempre pegada a mí,
privadas tus alas de libertad,
pero amor, no imagino la luna sin saberte,
mis manos sin tu piel,
el final de esta guerra sin tenerte.

miércoles, 5 de octubre de 2016

EL MUNDO SIN MÍ



EL MUNDO SIN MÍ

Los días traerán olvidos y fracasos,

alguna ilusión despistada

y un sin fin de ecos lejanos,

el sol seguirá saliendo,

la barbarie campando a sus anchas,

el hombre a toda costa medrando,

y yo solo seré un pedazo de pasado

que vuelve al dejar la ventana abierta,

a ratos dulce recuerdo,

a veces dolor de ausencia,

huella invisible en los ojos del mañana,

memoria escrita en un poema,

Alzheimer inevitable del tiempo.

Durante unos años espero ser

un brindis emocionado,

tal vez el motivo de alguna lágrima

y sobre todo un dolor que se aplaque

al ir pasando primaveras.

El mundo seguirá girando

ajeno a risas y dolores,

el mar posará sus olas en la costa

unas veces cargadas de regreso,

otras de cadáveres y vergüenza,

los que aman seguirán amando,

los que sufren callaran sus males,

los locos seguirán soñando

y yo seguiré viviendo

en la añoranza de quien me quiso,

cada vez más lejano,

cada vez más difuso,

algún extraño día alguien descabalgará

el más polvoriento libro de su estante

y por unos minutos

volveré a ser aquel silencio,

aquel medio cuerdo, medio loco

que dejó su vida envuelta en unos versos.